Translate

jueves, 11 de mayo de 2017

REPARACIÓN HISTÓRICA. HOY SALE DEL OLVIDO: Juan Fuentes y demás "gitanicos" enviados a las minas de Almadén

El portuense Juan Fuentes fue una de las 55 víctimas que por disposición del Consejo de Castilla fueron apresadas en noviembre de 1745 en Puerto de Santa María, en cumplimiento "de Real resolución sobre registro y expulsión de los gitanos que vivían en ella por nuevo vecindario", por la cual se dispuso "que todos los gitanos que viviesen como tales, siendo robustos, los enviase por cuatro años a las minas del azogue, y a los que no lo fuesen, por gastadores al presidio más cercano". En cuyo cumplimiento, Diego de Cárdenas, gobernador político militar de esa ciudad, tras realizar varias diligencias y reconocimientos médicos entre los apresados, remitió a Almadén a 37 de ellos, en tanto 18 fueron enviados a uno de los presidios norteafricanos.
Éste es el origen de la famosa composición flamenca que habla de las penalidades sufridas por "los gitanicos del Puerto":

“Los gitanicos del Puerto
fueron los más desgraciaos,
que a las minas del azogue
se los llevan sentenciaos.
Y al otro día siguiente
les pusieron una gorra,
con alpargatas de esparto
que el sentimiento m’ahoga.
Y al otro día siguiente
les pusieron un maestro,
que aquel que no andaba listo
de un palo lo echaba al suelo”.
Celdas de la Real Cárcel de las Minas de Almadén (http://www.almaden.es/turismo/que-visitar/real-carcel-de-forzados.html)

La Redada de 1749 le sorprendió agotando sus últimos meses de condena. Y, cuando los hubo cumplido, al igual que el resto de sus compañeros gitanos, fue retenido en las minas. Tras reiteradas solicitudes de libertad por su parte y de su familia, en abril de 1754 consiguió salir del infierno de Almadén; si bien, fue trasladado al arsenal de La Carraca, aun cuando se certificó cómo durante el tiempo que estuvo preso en Almadén se había portado "en la cárcel y trabajos con obediencia y sin mezclarse en fugas ni coligaciones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario